360-icon download left-arrow left-doublearrow nav-dot pdf-icon rss-icon search-icon spot-icon subnavi-icon close-icon info-icon

Densidad uniforme de las pacas gracias al aumento de la presión.

La cámara de empacado y la correa son la clave del éxito

Con el fin de garantizar la correcta rotación de la bala en todas las condiciones, todas las rotoempacadoras variables Fendt incorporan un sistema de accionamiento adicional (ADS). Las cuatro correas infinitas y el rodillo de accionamiento más alto se conducen de forma fiable mediante otro rodillo de accionamiento situado directamente debajo. El amplio ángulo de envoltura provoca una potente fricción entre la correa y el rodillo, lo que impide que se produzcan deslizamientos de forma permanente.

El CPS proporciona una presión constante

Para obtener unos resultados óptimos, es esencial controlar correctamente la densidad de la bala. Así pues, todas las rotoempacadoras Fendt con cámara variable incorporan el sistema de presión constante (CPS), que incrementa la presión cuando aumentan los diámetros de las balas para, de este modo, garantizar una densidad uniforme de las mismas a lo largo de todo el proceso de empacado. La densidad uniforme de la bala se genera logrando un equilibrio entre el sistema mecánico y el hidráulico. En un primer paso, la tensión de la correa que se produce aquí debido a los grandes resortes garantiza un inicio perfecto en la bala, con una rápida velocidad de arranque y unas capas internas altamente compactadas. A medida que las balas aumentan de tamaño, el sistema hidráulico se encarga de tensar las correas. Dos cilindros conectados al sistema hidráulico cerrado aumentan proporcionalmente la tensión de la correa cuando aumenta el tamaño de las balas, por lo que se alcanza la densidad establecida y, por lo tanto, las capas externas quedan perfectamente compactadas.

Correas extremadamente robustas

Cuatro correas infinitas de caucho y sintéticas garantizan un agarre óptimo en el material de cosecha y, gracias a su magnífica tracción, aplican una gran cantidad de presión en las balas. Por su parte, dos revestimientos internos especiales de tejido sintético hacen que las correas puedan resistir altas cargas de tracción. Estos revestimientos se producen por separado con amplios excesos de longitud, lo que evita uniones problemáticas.

Al comienzo del proceso de empacado, la presión sobre las correas se transfiere mediante los potentes resortes.

Gracias a la suspensión inteligente del portón trasero en el brazo oscilante, se mueve hacia abajo a medida que la bala aumenta de tamaño.

Cuatro correas infinitas dispuestas simétricamente dan forma a las balas. El accionamiento se maneja mediante dos rodillos para transferir exactamente la fuerza correcta.

Los dos rodillos frontales que transportan las correas accionan la correa. Este doble bobinado de los rodillos significa que la rotación es totalmente fiable para cualquier tipo de bala.

La pequeña cámara de inicio garantiza una rotación del núcleo fiable y temprana, lo que constituye la base para conseguir balas perfectas.

Nuestra cámara de empacado: el garante de pacas perfectas

Totalmente bajo control

El secreto de las balas homogéneas y perfectamente compactadas que se crean uniformemente utilizando las rotoempacadoras Fendt estriba en el portón trasero, que se ha diseñado para ser especialmente robusto, puesto que tiene que ser capaz de resistir cargas excepcionalmente altas. La suspensión flexible patentada ofrece ventajas sobresalientes.

Portón trasero en movimiento

El portón trasero de la rotoempacadora Fendt garantiza una perfecta compactación a lo largo de todo el proceso de empacado. Al comienzo del empacado, el portón trasero se encuentra en la posición superior para formar un núcleo limpio. Después, a medida que aumenta el diámetro, el portón trasero se mueve mecánicamente hacia abajo. El portón trasero se desliza para mover las balas hacia la parte posterior, lo que reduce la presión en la sección de alimentación. En consecuencia, el rendimiento se mantiene en un nivel óptimo, mientras que las balas conservan una forma perfecta. Además, la distribución homogénea de la presión también reduce el desgaste de los componentes.

Óptimo bloqueo para la formación óptima de balas

Todas las rotoempacadoras Fendt poseen una cámara de empacado bloqueada mecánicamente. El hecho de que el pestillo de bloqueo seguro evite que el portón trasero se abra garantiza la creación continua de balas firmes y con una forma óptima. La densidad de la bala se controla mediante el sistema de presión constante y se forma mediante el sistema hidráulico acoplado en el rastrillo alimentador de tensión y los dos resortes de tensión dobles. Además, el terminal E-Link ofrece una forma cómoda de definir la densidad deseada de la bala desde la cabina.

Guiado estable para tiempos de inactividad breves

Para abrir y cerrar el portón trasero de la cámara de empacado, se utilizan dos robustos cilindros. Tan solo se necesita una unidad de control de simple efecto. Todo esto se traduce en tiempos de descarga cortos, puesto que un tractor Fendt Vario le permite aumentar la velocidad de trabajo de forma suave y gradual en cuestión de segundos. De este modo, los tractores y las rotoempacadoras Fendt forman un equipo perfecto.

La válvula mecánica del portón trasero aporta al sistema de empacado variable la presión constante que se necesita para producir diámetros exactos para las balas.

La rampa de balas, que puede ajustarse sin herramientas, ofrece a la bala el momento deseado y evita una colisión entre el portón trasero y la rampa de balas.

Eyección rápida de las balas con tiempos de inactividad muy cortos. El atado con malla, el sencillo control de eyección de balas y la transmisión continua Vario de los tractores Fendt llevan todas las operaciones a un nivel superior.