2021-07-13Nota de prensa

El Fendt e100 Vario forma parte de un proyecto del Instituto Fraunhofer para estudiar la fotovoltaica agrícola

La agricultura se enfrenta a nuevos retos. Debido al cambio climático, es preciso desarrollar nuevas estrategias para poder continuar con la producción agrícola en la Alemania del futuro. Por ello, el Instituto Fraunhofer para Sistemas de Energía Solar ISE ha creado el proyecto: "Fotovoltaica agrícola para el cultivo de frutales – Fotovoltaica agrícola como concepto de resiliencia para la adaptación al cambio climático en el cultivo de frutales".

El Fendt e100 Vario forma parte de un proyecto del Instituto Fraunhofer para estudiar la fotovoltaica agrícola

La agricultura se enfrenta a nuevos retos. Debido al cambio climático, es preciso desarrollar nuevas estrategias para poder continuar con la producción agrícola en la Alemania del futuro. Por ello, el Instituto Fraunhofer para Sistemas de Energía Solar ISE ha creado el proyecto: "Fotovoltaica agrícola para el cultivo de frutales – Fotovoltaica agrícola como concepto de resiliencia para la adaptación al cambio climático en el cultivo de frutales".

Hoy en día, el cultivo de frutales en Alemania ya se ve afectado por las consecuencias del campo climático: una fuerte radiación solar, aumento de las temperaturas y fenómenos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes como granizo e intensas lluvias. Para contrarrestar las pérdidas de rendimiento y calidad, se utilizan cada vez más redes antigranizo y plásticos en el cultivo de frutales. En el marco del proyecto "Fotovoltaica agrícola para el cultivo de frutales", se estudiará en los próximos cuatro años en qué medida una instalación fotovoltaica agrícola puede asumir esta función de protección en el cultivo de la manzana, qué diseño de instalación resulta conveniente en este cultivo y en qué medida la instalación fotovoltaica afecta al rendimiento de la cosecha.

En la explotación frutícola ecológica Nachtwey de Renania-Palatinado, el Instituto Fraunhofer ISE estudia por primera vez un sistema fotovoltaico agrícola. Las parcelas se emplean para la producción agrícola de manzanas y, al mismo tiempo, para generar energía con paneles solares.

Este proyecto tiene como finalidad aumentar la resiliencia en el cultivo de frutales y contribuir a un uso eficaz de los recursos en el suelo para hacer frente a los conflictos entre las granjas solares y la agricultura respecto al uso del suelo.

Economía circular con el Fendt e100 Vario

El proyecto de investigación también pretende determinar cómo la energía eléctrica generada se puede utilizar en las actividades anteriores y posteriores, por ejemplo, utilizando maquinaria agrícola eléctrica o almacenando la cosecha de manzanas en un almacén frigorífico de alimentación eléctrica. Para ello, AGCO/Fendt ha puesto a disposición el tractor accionado por batería Fendt e100 Vario para todo este periodo de investigación.

Fuente: Johannes Nachtwey

Este pequeño tractor se utilizará en la explotación frutícola ecológica Nachtwey para todas las tareas relacionadas con este tipo de explotación agrícola, como triturar las malas hierbas entre los frutales, transportar la cosecha al almacén o cargar cajas de fruta. En la primavera de 2021, ya se ha utilizado el Fendt e100 Vario con un cargador frontal y una cesta de trabajo para instalar los módulos fotovoltaicos.

El pequeño tractor accionado por batería Fendt e100 Vario se carga en la explotación ecológica con la propia electricidad generada en la plantación de manzanos. Con la producción y el uso simultáneo de esta electricidad se cierra así el circuito energético, que permite aprovechar al máximo el potencial del sistema interno de la explotación.

La huella ecológica del tractor se reduce enormemente gracias al ahorro de CO2 y el uso de energía verde. El sistema de circuito energético satisface así las demandas de la sociedad de una agricultura más sostenible.

Fotovoltaica agrícola - Un proyecto para el futuro

Una instalación fotovoltaica agrícola puede reemplazar las construcciones de protección habituales en el cultivo de frutales, como redes antigranizo y cubiertas de plástico, y proteger las plantas y cultivos frente a las adversidades ambientales. El diseño de la instalación fotovoltaica se adapta a las necesidades de la agricultura en la fase de crecimiento vegetativo para que la actividad agrícola no se vea limitada y pueda incluso beneficiarse de la instalación gracias a su función de protección. El objetivo prioritario y resultado óptimo de la producción frutícola con fotovoltaica agrícola no es maximizar el rendimiento de la cosecha, sino asegurar una producción de manzanas de alta calidad con la generación adicional de energía solar.

En este proyecto, el Instituto Fraunhofer ISE cuenta con el apoyo de diversos socios del sector público y de la industria. BayWa r.e., Elektrizitätswerke Schönau y DLR Rheinland Pfalz se encargan de diferentes tareas que contribuyen al éxito de la investigación.

Además de los aspectos agrícolas, el proyecto tiene como finalidad investigar factores sociales, y finalizará en el año 2025. Se está elaborando una guía para fruticultores y se estudiará con los responsables locales la posibilidad de integrar la tecnología fotovoltaica agrícola en el plan existente de lucha contra el cambio climático.